viernes, 18 de diciembre de 2009

Hubert Cam Valencia ha muerto...El periodismo peruano está de luto

El autor con don Hubert en Foncodes (Lima, 1998)


En un almuerzo con el personal de prensa del Congreso de la República (2000)

Braulio Orellana
Guayaquil, Ecuador



Un email de Óscar Melgar la noche del jueves 17 me anunció la muerte de Hubert Cam Valencia, ocurrida, contaba, dos días antes en Lima. Detuve la marcha del carro y le respondí que era una fatal noticia y que, uno o dos meses antes, su recuerdo me llegó de improviso y en ese momento pensé en ver la forma de encontrar su número de telefóno y llamarlo. No pude hacer ninguna de las dos cosas. Hoy lamento mucho esa desaprensión.

A Hubert Cam lo conocí en Foncodes, allá por 1997; hicimos un gran equipo en Relaciones Públicas. Al contrario de lo que podía haber pensado, él me extendió su brazo fraterno. Cómo olvidar todas las veces que en su viejo y blanco escarabajo me llevaba hasta el departamento en el que por entonces habitaba en Pando, muy cerca de su domicilio.

Cómo olvidar cuando en 1999 me llevó al Congreso peruano para acompañarlo en la oficina de prensa y cómo olvidar las veces en las que, con su paternal venia, me permitía viajar a Ecuador para visitar a quien ahora y desde hace diez años es mi esposa.

Mis condolencias a su viuda, Rubi; a sus hijos y a toda su familia. Lo extrañaremos aún más que antes don Hubert.

Imprimir

3 comentarios:

Dayhana Cam dijo...

Gracias Braulio por las carinosas palabras que le dedicas a mi papa. Son esas palabras y las muchas que se han escrito sobre mi papi en los ultimos dias las que confirman la bella persona que es él, y digo que es, porque en nuestros corazones siempre esta presente como el hobre integro, buen padre y buen esposo que siempre sera.

Gabriel dijo...

Estimado Braulio, aunque no te conozco me siento muy emocionado y agradecido por este sencillo reconocimiento del que en vida fue don Hubert, a quién tuve la dicha de conocer en el 2002 en FONCODES, no me queda más que expresar la calidad de persona y ser humano que era y la estima que llegue a tenerle, recalco tu comentario sobre su actitud paternal y que en la misa del mes tuve la alegría de que su esposa la Sra. Rubí me lo expresará diciéndome “él te quería como a un hijo” realmente se me hizo un nudo en al garganta; además reconocí al menor de sus hijos cuando lo conocí solo tenía 10 años ahora esta todo un muchacho...a él solo me queda mencionarle que su padre era de lo mejor !!

Gabriel Collao

Anónimo dijo...

Lamento el fallecimiento del señor Hubert Demetrio Cam Valencia, quien por los comentarios que leo fue una gran persona. Lamentablemente, hoy en día, no puedo decir que ese ejemplo de buen padre su menor hijo, Hubert Moises Cam Tume lo siga. A veces las apariencias engañan y hasta el ser más cortés puede ser el más ruin.